Liliana Cinetto


20 poesías de amor
y
un cuento
desesperado



¿POESÍAS DE AMOR? ¿Y PARA CHICOS?
PERO ESO, ¿NO ES ABURRIDO Y ANTIGUO?



Es cierto, el amor es antiguo, tanto como todos los otros sentimientos de los seres humanos. Pero no está pasado de moda de ningún modo y menos para los chicos que tienen el corazón recién estrenado y les late bien fuerte cuando la persona que les gusta les sonríe. Además, el amor no es aburrido. No hay nada más emocionante que estar enamorado sin importar la edad que uno tenga, cuando nos reímos sin motivo, hacemos pavadas para llamar la atención, se nos endulza la mirada o se nos escapa una lágrima en secreto. Y no hay mejor forma de hablar del amor que a través de la poesía, que es una forma de enamorar con palabras. Sí, poesías de amor y para chicos de hasta 99 años que tengan ganas de divertirse leyendo historias parecidas a las de ellos. O historias donde se enamoran la escuela, los personajes de los libros, los números, los útiles... Y de yapa, un cuento que está desesperado y que nadie puede dejar de leer.

(Texto extraído de la contratapa del libro)


Liliana Cinetto



La tiza y el pizarrón


Esta historia que les cuento
ocurrió hace muchos años.
Todo comenzó una tarde,
una tarde de verano.

Mientras la escuela dormía
su siesta de vacaciones
algo extraño sucedía
en uno de sus salones.

Una tiza larga y fina
vestida toda de blanco
llegó rodando, rodando
al aula de quinto grado.

Allí estaba en la pared,
colgado con cuatro clavos
un pizarrón serio y negro
y los dos se enamoraron.

La tiza, loca de amor,
dibujaba garabatos
y le escribía oraciones
con sujeto y predicado.

Él, en su oscuro silencio,
suspiraba resignado
por no poder contestarle
sus mensajes deletreados.

La tiza, a pesar de todo,
no se daba por vencida
y seguía enviando cartas
en imprenta y en cursiva.

Con letra grande y redonda
le silabeaba "Te quiero"
y le hacía cosquillitas
por todo su traje negro.

Él ¡ay! crujía intentando
que ella pudiera escuchar
que la amaba locamente
aunque no pudiera hablar.

Como el borrador celoso
de noche desdibujaba
las palabras de la tiza
para que ella lo olvidara,

la tiza cada mañana
encontraba borroneadas
todas sus cartas de amor
y pensó que él no la amaba.

Entonces de la tristeza
de a poco se fue achicando
y su amor de polvo y letras
quedó en el aire flotando.

El pizarrón en silencio
lloraba desconsolado
y su alma de madera
se quebró en varios pedazos.

Cuando empezaron las clases
nadie hallaba la razón
de que en el aula de quinto
se haya roto el pizarrón.

Y los chicos encontraron
entre todos los pedazos
un corazón negro, negro
cubierto de polvo blanco.


"La tiza y el pizarrón" de Liliana Cinetto.
En 20 poesías de amor y un cuento desesperado.
© Editorial Atlántida.
Visto y leído en:
https://issuu.com/editorialgra/docs/cuaderno_de_trabajo_5o./221
http://www.filastrocche.it/contempo/cinetto/gessa_sp.asp




Los números enamorados


Por la calle de la cuentas,
camina apurado el Nueve
porque le lleva a su novia
una gota de agua nieve.

El Ocho espera en la esquina
de una multiplicación,
y en cada parte del moño
se dibuja un corazón.

Trepa el Siete hasta el cuaderno
por una escala ascendente
y va a buscar a su amada
en la página de enfrente.

Después de peinarse el rulo,
el Seis sonríe travieso
porque guarda en su bolsillo
una docena de besos.

Con Flores en el sombrero,
viajando por un renglón
acude el Cinco a la cita
que tiene en la división.

El Cuatro con traje recto
tatarea una canción
porque lo está esperando
debajo de una fracción.

El Tres salta al pizarrón
con sus dos dedos media sonrisa,
para deletrear el nombre a de su
amor con una tiza.

El Dos llama a su pareja
a la hora de la siesta
y le pide que se encuentren
a la suma de una resta.

El Uno que está solito,
duerme sobre un resultado
soñando con un amor,
con un amor numerado.

Y asomado a su ventana
bajo la luz de la luna,
esperando que lo cuenten
suspira el Cero en la suma.


"Los números enamorados" de Liliana Cinetto.
En 20 poesías de amor y un cuento desesperado.
© Editorial Atlántida.
Visto y leído en:
http://elmundodelarrisa.blogspot.com.ar/2012/09/los-numeros-enamorados-por-la-calle-de_11.html




Amor en el jardín de infantes


Tenían nombres bordados
en el guardapolvos nuevo.
Estrenaban la mochila
y los zapatos de cuero.
El primer día de clases
se encontraron en el tren,
tren de manos que llegaba
hasta la sala de tres.
Se sentaron los dos juntos
en la mesa de la esquina
y empezaron a moldear
su amor con plastilina.
Desde su balcón de nubes,
los espiaba un sol travieso
cuando al salir al recreo
se regalaron un beso.
Cada vez que se miraban
les crecía la sonrisa
y escribían que se amaban,
con monigotes de tiza.
Y daban la vuelta al mundo
viajando en la calesita.
Con su espada de juguete,
él siempre la protegía
de los monstruos chiquititos
y fantasmas de mentira.
Preocupada la maestra,
pensó que era muy extraño
encontrar huellas de amor
en la sala de tres años.
Como no había permiso
de amor en el reglamento,
los llevó a la dirección
para darles escarmientos.
Y entonces la directora
los retó por su imprudencia,
envió una nota a sus padres
y los puso en penitencia.
Al noviazgo irregular
decidió ponerle fin.
Prohibió TER-MI-NAN-TE-MEN-TE
el amor en el jardín.
Los vigilaron de cerca
en las semanas siguientes
para que no resurgiera
Ese amor impertinente.
Pero ellos dos se quisieron
a escondidas de los grandes
que creen que a los tres años
no es buena edad para amarse.
Porque no puede prohibirse
tanto amor en miniatura,
cuando guarda en los bolsillos
garabatos de ternura.


“Amor en el jardín de infantes” de Liliana Cinetto.
En 20 poesías de amor y un cuento desesperado.
© Editorial Atlántida.
Visto y leído en:
https://es.slideshare.net/pilarcabanas/libro-sobre-liliana-cinetto




Amor en la biblioteca


Cuentan que cuentan que había
una vez una princesa
que vivía en un estante
de una vieja biblioteca.
Su casa era un cuento de hadas,
que casi nadie leía,
estaba entre un diccionario
y un libro de poesías.


Solamente algunos chicos
acariciaban sus páginas
y visitaban a veces
su palacio de palabras.
Desde la torre más alta,
suspiraba la princesa.
Lágrimas de tinta negra
deletreaban su tristeza.
Es que ella estaba aburrida
de vivir la misma historia
que de tanto repetir
se sabía de memoria:
una bruja la hechizaba
por envidiar su belleza
y el príncipe la salvaba
para casarse con ella.


Cuentan que cuentan que un día,
justo en el último estante,
alguien encontró otro libro
que no había visto antes.
Al abrir con suavidad,
sus hojas amarillentas
salió un capitán pirata
que estaba en esa novela.
Asomada entre las páginas
la princesa lo miraba.
Él dibujó una sonrisa
sólo para saludarla.
Y tarareó la canción
que el mar le canta a la luna
y le regaló un collar
hecho de algas y espuma.
Sentado sobre un renglón,
el pirata, cada noche,
la esperaba en una esquina
del capítulo catorce.
Y la princesa subía
una escalera de sílabas
para encontrar al pirata
en la última repisa.


Así se quedaban juntos
hasta que salía el sol,
oyendo el murmullo tibio
del mar, en un caracol.
Cuentan que cuentan que en mayo
los dos se fueron un día
y dejaron en sus libros
varias páginas vacías.
Los personajes del libro
ofendidos protestaban:
"Las princesas de los cuentos
no se van con los piratas".
Pero ellos ya estaban lejos,
muy lejos, en alta mar
y escribían otra historia
conjugando el verbo amar.
El pirata y la princesa
aferrada al brazo de él
navegan por siete mares
en un barco de papel.



“Amor en la biblioteca” de Liliana Cinetto.
En 20 poesías de amor y un cuento desesperado.
© Editorial Atlántida.
Visto y leído en:
Colección: “De la biblioteca a tu casa”
Campaña Nacional de Lectura, Argentina, 2007
Ilustraciones: Paula de la Cruz
http://planlectura.educ.ar/wp-content/uploads/2015/12/Amor-en-la-biblioteca-Liliana-Cinetto.pdf




Un secreto de amor


Tengo un secreto de amor
escondido en el bolsillo.
Es un secreto pequeño
envuelto en miedos sencillos.
Tiene sólo cuatro letras,
cuatro letras que te nombran,
que sólo encuentran mi voz
al abrigo de las sombras.
Mi secreto se acurruca
en la esquina del silencio
y te espía desde un libro
cuando estoy en el colegio.
Roba a veces tu sonrisa
y con hilos invisibles
la hilvana a este amor que crece
en tierras de lo imposible.
Se alimenta en la penumbra
con retazos de palabras
que no encuentran el camino
para llegar a tu alma.
Y cuando no te das cuenta,
se asoma hasta tu mirada
y calma su sed inmensa
bebiendo a sorbos mis lágrimas.
Mi secreto se disfraza
con pretextos y mentira
y solamente la luna
sabe esta verdad prohibida.
Las estrellas son guardianes
que vigilan mi secreto
para que nunca se escape
por la ventana del sueño.
En horizontes de otoño
se deshoja mi esperanza
y se mueren sin caricias
mis manos que no te alcanzan.
Porque no puedo gritarlo
y porque nadie lo sabe
duele tanto este secreto
guardado con siete llaves.
Y mi amor fue condenado
al abismo del olvido
porque estoy enamorado
de la novia de mi amigo.



“Un secreto de amor” de Liliana Cinetto.
En 20 poesías de amor y un cuento desesperado.
© Editorial Atlántida.
Visto y leído en: Faceblog




La computadora


Ayer la computadora
se escapó de la oficina.
Dicen que estaba muy rara
desde hacía varios días.
Se le perdían las palabras
y andaba muy distraída
con los cables despeinados
y las letras desprolijas.
Su único ojo lloraba
cuando nadie la veía.
Y sus teclas suspiraban
cada vez que la encendían.
Dibujaba corazones
en su pantalla aburrida
y una noche la encontraron
deshojando margaritas.
Pensaban que estaba enferma
con un virus complicado.
Pero también se sospecha
que se había enamorado.
Si los demás le pedían
que diera una explicación,
contestaba entre sollozos:
“Estoy triste punto com”.


Hasta que hace una semana,
la vieron emocionada
mientras leía un e-mail
que al fin alguien le mandaba.
Y ayer, la computadora
guardó todos sus archivos
y con el enchufe al hombro
se fue silbando bajito.
El fax le envía mensajes.
El teléfono la llama.
Y la extraña la impresora
que se ha quedado callada.
Pero ahora será feliz
porque estará, a lo mejor,
escribiendo en internet
una página de amor.



"La computadora" de Liliana Cinetto.
En 20 poesías de amor y un cuento desesperado.
© Editorial Atlántida.
Visto y leído en:
http://corchadolectura.blogspot.com.ar/2016/05/la-computadora-enemorada.html
http://lectoaperitivos.com/poemas-de-autor-a-objetos/
Imágenes: Lenguaje y Comunicación - 2° Básico.pdf - Documents - MySlide.ES - Pág. 170/171
http://myslide.es/documents/lenguaje-y-comunicacion-2-basicopdf.html




Amor con faltas de ortografía


Él le escribía mil cartas
que ella nunca respondía.
Eran cartas con amor
y faltas de ortografía.
En laberintos de letras
se perdía a cada instante.
Sus mensajes tropezaban
con todas las consonantes.
Nunca encontraba la erre
y le faltaban las comas
o en lugar de usar la ge
ponía siempre la jota.
En el mar de las palabras
naufragaba cada día
su amor que no respetaba
las reglas de ortografía.
Necesitaba la zeta
para poder abrazarla.
Con las haches que sobraban,
sería imposible amarla.
Enredado en alfabetos,
buscaba su corazón
cómo decir que la amaba
sin signos de puntuación.
Con litros de tinta verde
lo ayudaba la maestra
y corregía las cartas
que no tenían respuesta.
Pero ella seguía ignorándolo
y él decidió hablarle un día.
(Al fin y al cabo no hablaba
con faltas de ortografía).
Le dijo que la quería
con todo el abecedario.
Prometió estudiar las reglas
y comprarse un diccionario.
Ella aceptó y los dos juntos
escriben desde ese día
su hermosa historia de amor
sin faltas de ortografía.


"Amor con faltas de ortografía" de Liliana Cinetto.
En 20 poesías de amor y un cuento desesperado.
© Editorial Atlántida.
Visto y leído en: Faceblog




20 POESÍAS DE AMOR Y UN CUENTO DESESPERADO



Los chicos también se enamoran,
y para ellos es este libro de poemas.
Además, un cuento que busca ser contado.

ÍNDICE:
El alumno nuevo…. Pág. 6
En pie de guerra…. Pág. 8
Recreo…. Pág. 10
Definición de amor…. Pág. 12
Un avión de papel…. Pág. 14
La tiza y el pizarrón…. Pág. 16
¿Qué le pasará a la escuela?.... Pág. 18
Los números enamorados…. Pág. 20
Amor en el jardín de infantes…. Pág. 22
Canción del lápiz enamorado…. Pág. 24
Amor en la biblioteca…. Pág. 26
Amor desafinado…. Pág. 28
Un secreto de amor…. Pág. 30
Amor de colores…. Pág. 32
La computadora…. Pág. 34
En las páginas de un libro…. Pág. 36
Coplas de amor…. Pág. 38
Mi amor…. Pág. 40
Amor con faltas de ortografía…. Pág. 42
Las vacaciones…. Pág. 44

Un cuento desesperado…. Pág. 47







1 comentarios:

 

©Copyright 2012 www.reinventaweb.com

Garabatos sin © (2009/2017) | Analía Alvado

Ilustraciones Alex DG© y Daniel Caminos