Poesía para chicos. Antología. Varios Autores. Alfaguara Infantil.




Una antología con una gran selección de poesía infantil, que incluye romances, canciones, fábulas, nanas y por sobre todo, a los mejores autores. Personajes insólitos, situaciones cotidianas y otros temas interesantes se combinan con el ritmo, el movimiento y el placer estético que brinda el lenguaje poético. Los lectores encontrarán en este libro un motivo para disfrutar y jugar con las palabras y, a la vez, para enriquecer sus experiencias, su lenguaje y su sensibilidad.
Contenido del libro:

Primera parte: Poemas de hoy

Mundo cotidiano
- Una casa como hay pocas / Elsa Bornemann
- Palabras / Liliana Cinetto
- Canción del garbanzo peligroso / Laura Devetach
- Puntualidad / Ruth Kaufman
- Con su blanco escudo / Jorge Luján
- Rumba sin rumbo / Silvia Schujer
- Romance del señor titiritero / Javier Villafañe

Reino animal
- El romance de la gaviota y el pez volador (cuento verso) / Julia Chaktoura
- Con cola de ronda / Griselda Gálmez
- En las tinieblas / Jorge Luján
- Mucha sed / María Cristina Ramos
- Amor gigante / Graciela Repún
- Fábula de Nicasio del lagarto / Esteban Valentino
- ¿Saben qué le sucede a esa lombriz... / María Elena Walsh

Tierra de fantasía
- Romancito de la niña y el fantasma / Elsa Bornemann
- Nana de la bruja bella / Alberto José Miyara
- Había un caldero lleno / Cecilia Pisos
- La espantosa historia del monstruo y la achicoria / Guillermo Saavedra
- La temible Filiberta Barrabasa / Ana María Shua y Paloma Fabrykant
- Canción en on del duende / María Elena Walsh

Segunda parte: Poemas de ayer

Grandes clásicos de la poesía
- El canto errante / Rubén Darío
- XXXIX / José Martí
- Dos milagros / José Martí
- Los sentidos / Amado Nervo

Versos tradicionales
- Coplas enrevesadas
- Mi morena
- Coplas con disparates
- Mañana es domingo
- Adivinanzas
- Canción del burro enfermo

Biografía de los autores




1. Los autores

En esta obra se incluyen textos de los autores más reconocidos de la literatura infantil contemporánea argentina: María Elena Walsh, Elsa Bornemann, Javier Villafañe, Guillermo Saavedra, Laura Devetach, Silvia Schujer, Ana María Shua, Esteban Valentino, María Cristina Ramos, Jorge Luján, Griselda Gálmez, Ruth Kaufman, Graciela Repún, Liliana Cinetto, Julia Chaktoura, Laura Roldán, Cecila Pisos, Alberto Miyara y Paloma Fabrykant. Y otros pertenecientes a autores latinoamericanos clásicos, cuya importancia ha trascendido las fronteras de su propio país: Rubén Darío, José Martí y Amado Nervo.

2. Síntesis del libro

Personajes: Hay poemas protagonizados por animales pequeños, como una ratona, una gaviota, un pez volador, una lombriz y luciérnagas; y por animales de gran tamaño, como una elefanta y un lagarto; por personas y personajes diversos, como el señor titiritero y un garbanzo, y por seres producto absoluto de la fantasía, como duendes, brujas, monstruos y fantasmas.

Lugares: Los escenarios también son diversos. Algunos poemas transcurren en ambientes naturales, otros en el corazón de alguna ciudad o, simplemente, en ámbitos interiores. También hay menciones a lugares geográficos específicos.

Análisis: El libro está dividido en dos partes: “Poemas de hoy” y “Poemas de ayer”.
En la primera parte se encuentran los poemas pertenecientes a los autores argentinos agrupados, a su vez, según los temas que tratan. Así se conforman tres grupos: “Mundo cotidiano”, “Reino animal” y “Tierra de fantasía”.
La segunda parte reúne los textos según su fuente. Por un lado, se agrupan los textos de autor, bajo el título “Grandes clásicos de la poesía” y, por el otro, las producciones pertenecientes al folclore, reunidas como “Versos tradicionales”.
A esta diversidad responden la coexistencia de distintas clases de poemas (limericks, romances, coplas, canciones, poemas narrativos, adivinanzas), la multiplicidad de rimas y métricas, y la variada presencia de metáforas, imágenes, personificaciones, aliteraciones, hipérboles y demás recursos propios del lenguaje poético, que otorgan a esta obra la heterogeneidad necesaria para cautivar al lector.
Algunos poemas encierran un largo cuento lleno de detalles y acción; otros logran, con pocas palabras, contar toda una historia o transmitir una fuerte impronta emotiva. La variedad de temas, motivos, estilos y recursos permite que el lector encuentre en este libro momentos de humor, de diversión, de reflexión y de imágenes poéticas puras, descubriendo, una vez más, las infinitas posibilidades lúdicas que brinda el lenguaje.




Primera parte: Poemas de hoy


MUNDO COTIDIANO




ELSA BORNEMANN
UNA CASA COMO HAY POCAS


¡Qué ostentosa que es doña Irene:
una casa tan, tan grande tiene
que cuesta creer,
pues empieza ayer
y termina el año que viene!


Disparatario, 1983. Santillana, 2015



LILIANA CINETTO
PALABRAS


Escribo palabras,
palabras de tiza
que a los pizarrones
les hacen cosquillas.

Escribo palabras,
palabras traviesas
que llegan y borran
todas las tristezas.

Escribo palabras,
palabras de luna
que cantan de noche
mi canción de cuna.

Escribo palabras,
palabras con brillo
que viajan contentas
dentro de un bolsillo.

Escribo palabras,
palabras de arena
que hilvanan consuelos
para cada pena.

Escribo palabras,
palabras sin dueño
que esconden secretos
y tejen los sueños.

Y escribo palabras,
palabras tan mías
que nacen y crecen
en mi poesía.




LAURA DEVETACH
CANCIÓN DEL GARBANZO PELIGROSO


Si escondido debajo de la cama
un garbanzo se hace el misterioso,
es mejor mirarlo desde lejos.
¿Por qué?
Porque
es un garbanzo peligroso.

Si un garbanzo se deja el pelo largo
y además es inquieto y es mimoso,
es mejor mirarlo desde lejos.
¿Por qué?
Porque
es un garbanzo peligroso.

Si un garbanzo se pone a hacer preguntas
y lo cierto se hace más dudoso,
es mejor mirarlo desde lejos.
¿Por qué?
Porque
es un garbanzo peligroso.

Si un garbanzo es el sol en miniatura
y no cobra interés por luminoso,
es mejor mirarlo desde lejos.
¿Por qué?
Porque
es un garbanzo peligroso.

Si un garbanzo no deja que lo pisen
porque crece, madura y esas cosas,
es mejor mirarlo desde lejos.
¿Por qué?
Porque
es un garbanzo peligroso.

Es un garbanzo peligroso, ¿sí?
Es un garbanzo peligroso, ¿no?
Es un garbanzo peligroso, ¡mmmh!


Las 1001 del garbanzo peligroso, 1991. Santillana, 2001




RUTH KAUFMAN
PUNTUALIDAD


A Florian

1

Primero de agosto en mi jardín
explota el jazmín. Y el 30 Santa Rosa
con sus aires de malvada con su aliento
de tormenta airada
pelos revueltos
truenos, torpedos, tornados.

2

Invierno es donde yo vivo
en cambio allá en París
aunque grite Santa Rosa
voz ronca topetón destemplado
mi primo va por la rue
tomándose un sorbete
sorbiéndose un helado.



(c)Autores: Elsa Bornemann, Liliana Cinetto, Laura Devetach, Ruth Kaufman

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: www.loqueleo.santillana.com

http://lectoaperitivos.com/poemas-a-las-estaciones-y-el-clima/

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•



Silvia Schujer
RUMBA SIN RUMBO


Rumba sin rumbo
sin rumbo viene
viene bailando
y no se detiene.

Rumba bailumba
bailumbailé
musicaliente
larai lailé.

Rumba bailumba
bailumbairía
blanca de noche
negra de día.

Rumba bailumba
bailumbailé
musicaliente
larai lailé.

Rumba sin rumbo
sin rumbo caen
cuatro colores
que se las traen.

Rumba bailumba
bailumbailé
musicaliente
larai lailé.

Rumba sin rumbo
sin rumbo va
va por el mundo
re mi sol fa.


A la rumba luna, Silvia Schujer.
Alfaguara infantil


¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
http://lectoaperitivos.com/lectoaperitivos-que-se-cantan-canciones-tradicionales-de-autor/
https://zapamzucum.wordpress.com/2013/03/02/poema-4/

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


Javier Villafañe
ROMANCE DEL SEÑOR TITIRITERO


¡Pero qué elegancia lleva
el señor titiritero!
Una casaca de pana,
pantalón marinero,
botines de doble suela
y un gorro color de cielo.

¡Ah! Mírenlo cuando habla
y tiende la mano al pecho
y le hace sombra en la frente
un puñado de cabellos.

Muy bien pudiera pasar
por un señor de otros tiempos
–España de los Hidalgos
y carabelas al viento–
y decir si se le antoja:
–Dejé a treinta moros muertos...
O: –Una vez por una dama...
O: –Ayer salí de un convento...
Y nadie puede dudarlo,
todo lo que él dice es cierto.
¡Esa casaca de pana
y ese gorro color cielo!



Ilustración de María Wernicke
“El poeta de la Andariega”
Editorial Universitaria de Buenos Aires (Eudeba)



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: Javier Villafañe

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•







REINO ANIMAL


Julia Chaktoura
ROMANCE DE LA GAVIOTA Y EL PEZ VOLADOR (cuento en verso)


En las playas más australes
donde habita el cormorán,
donde América termina,
donde es más azul el mar
vive el pingüino más viejo
de toda aquella región
que conoce mil historias
y este cuento me contó:

“Había un pez volador
–me dijo el pingüino sabio–
que suspiraba de amor
en un golfo solitario
por una gaviota blanca,
alado copo de luna,
que con las olas del mar
se daba baños de espuma.

La gaviota se paseaba
con sus aires de princesa
y en la arena dibujaba
con el pico una promesa
y el pez volador lloraba
todo el día sin consuelo
pero ella sólo miraba
de otros pájaros, el vuelo.

Desesperado de amor
por esa dama tan bella
voló el pez volador
más alto que las estrellas.
La gaviota deslumbrada
por ese asombroso vuelo
suspiró enamorada
y lo persiguió hasta el cielo”.
Así termina el romance
de la gaviota y el pez,
se casaron y tuvieron
un plateado gavipez.



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
http://lectoaperitivos.com/lectoaperitivos-de-cuentos-breves-fabulas-en-verso/
https://zapamzucum.wordpress.com/2013/08/18/poema-28/romance-de-la-gaviota-y-el-pez-volador/

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•



Griselda Gálmez
CON COLA DE RONDA

A María Cristina Ramos, mi amiga.

La ratona tiene
la cara redonda,
las caderas anchas
y una cola larga
para armar la ronda.
Con su larga cola
la ratona elige
a cada rondante.
No acepta desplantes
y poco le exige.
Tres favores pide:
que bailen la ronda
como mejor puedan,
con alma de rueda
y ganas de alondra;
los miedos escondan
y encanten la suerte;
la mano primero
de sus compañeros
sostengan muy fuerte.
Detrás de los lentes
la ratona finge
no estar enterada
de sus artimañas.
Con ojos de esfinge
su cola restringe
a enlazar el talle
de la buena gente,
ésa en que presiente
corazón de valle.
Husmea en las calles.
En casas y en frondas,
y con su oportuna
sonrisa de luna
dirige las rondas.



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
http://lectoaperitivos.com/poemas-a-juegos-y-juguetes/

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


Graciela Repún
AMOR GIGANTE


¿Por qué, si Marina inspira,
a su nariz van a parar
mil fragancias y perfumes
y un poco de aroma a mar?

¿Por qué si exhala con fuerza
de su nariz llega un viento
que despierta a todo el mundo
y vuela tejas del techo?

Porque Marina está enamorada
con un amor que es gigante
y se oyen en todo el circo
sus suspiros de elefante.



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
ANIMALES RIMADOS Y NO TANTO
Poesía para chicos - Programa Libros y Casas
https://es.scribd.com/document/344620105/LC-AnimalesRimados-Digital

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


Esteban Valentino
FÁBULA DE NICASIO
EL LAGARTO


Nicasio el lagarto
estaba bien harto
de andar por el monte
buscando un amigo
para hablar un rato:
“Pero todos corren
y no hablan conmigo
porque los espanto
con mi cola larga,
con mis ojos fríos
y mi gran olfato”.
¡Ay, qué vida amarga
la de los lagartos
que buscan amigos
para no estar hartos!
Andaba, les digo,
olfateando todo
a ver si encontraba
algún buen amigo
en alguna rama
pero no había bicho
como dice el dicho
que no se escapara
a-te-rro-ri-za-do
cuando el buen lagarto
husmeando y
husmeando
llegaba cantando
y se estaba un rato
con su cola larga
usando su olfato
tal como les digo.
¡Ay, qué vida amarga
la de los lagartos
que buscan amigos
para no estar hartos!
Los mil animales
que habitan el bosque
ya estaban cansados
–corre que te corre–
de ponerse a salvo
cuando el buen Nicasio
llegaba despacio
buscando un amigo
para hablar un rato.
Y así decidieron
juntarse un buen día
y ver entretanto
qué se decidía
sobre el cocodrilo
de la cola larga.
¡Ay, qué vida amarga
la de los lagartos
que buscan amigos
para no estar hartos!
Los pumas, los zorros,
las víboras blancas,
los viejos flamencos
y las viejas garzas
dijeron a coro
que estaban hastiados
de escapar al monte
si en el horizonte
venía el lagarto
y habiendo pensado
varias soluciones
sin dar más razones
resuelven:
“Tenemos que
echarlo”.
Se ponen de acuerdo
todos menos uno
porque el abejorro
sacándose el gorro l
es dice oportuno:
“Le escapamos tanto
al pobre lagarto
que nunca supimos
por qué nos buscaba
pensando: es tan feo
que debe ser malo
con su cola larga
y hocico de palo.
¿Y si antes de echarlo
vamos entre todos
juntitos los codos
y le preguntamos
para qué olfatea
por estos pantanos?”.
Y fue en esa noche
que los animales
de todo aquel monte,
los grillos, zorzales,
pumas, moscardones,
salieron al claro
donde muy dormido
soñaba intranquilo
el pobre lagarto.
Nicasio, de pronto,
se encontró rodeado
de tantos amigos
que no pudo hablarles
y siguió tendido.
El buen abejorro
dio un paso al frente
y sacando pecho
le dijo derecho
sin mostrar los dientes:
“Ya estamos cansados
que busques y busques
entre los arbustos
y a todos asustes.
¿Qué buscas Nicasio,
que vienes despacio
olfateando bichos?”.
El gran cocodrilo
lo miró a los ojos
y le dijo: “Amigos,
solo eso buscaba
si los asustaba
no, no era mi idea
pero si escapaban...
¿cómo les decía
que apenas quería
conversar un rato
y tener amigos
que charlen conmigo?”.
Todos entendieron
y desde aquel año
en ese pantano
nadie escapó más
a ningún extraño
que llegara harto
oliendo las matas.
¡Ay, qué vida grata
la de los lagartos
que tienen amigos
en todos los ratos!



Ilustración: Pablo Bernasconi



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
ANIMALES RIMADOS Y NO TANTO
Poesía para chicos - Programa Libros y Casas
https://es.scribd.com/document/344620105/LC-AnimalesRimados-Digital

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•





TIERRA DE FANTASÍA



Elsa Bornemann
ROMANCITO DE LA NIÑA Y EL FANTASMA


Ha nacido un fantasmita
y yo seré su madrina.
Su mamá, Doña Fantasma,
casualmente, es mi vecina.
Lo miro: dulce y pequeño
en su sábana floreada...
con el pelo de puntillas
y carita almidonada...
—¡Cuidado, niña, mi niña!
—me dice el aire asustado—,
cuando crezca el fantasmita
puede llevarte a su lado...
Pues yo no le tengo miedo.
Si sabe llorar de veras,
con sus lágrimas redondas
me voy a hacer tres pulseras...
Jugaremos a la mancha
con su sombra y con la mía
y, tal vez, alguna tarde,
le enseñaré a que sonría.
—¡Cuidado, niña, mi niña!
—repite el viento espantado—,
puede llevarte una noche
en su velero alunado...
Mejor, así aprendería
canciones en fantasmés,
su modo de ver la luna
y de caminar sin pies...
Acaso le enseñaría
mi manera de mirar
a los pájaros del alba
o mi forma de soñar...
—¡Cuidado! —me grita y grita
la brisa desesperada—:
Niñas que aman a fantasmas...
¡terminan afantasmadas!



“EL ESPEJO DISTRAÍDO” Edit. Alfaguara



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: Poesías infantiles

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


Alberto José Miyara
NANA DE LA BRUJA BELLA


Duérmete, vida mía,
bajo la estrella,
que a media noche viene
la bruja bella.

Esta bruja es amiga
de los pequeños.
Las cosas que ellos piensan
las vuelve sueños.

Esta bruja no quiere
verlos despiertos
y cierra los ojitos
que encuentra abiertos.

No castiga a los niños,
no los asusta,
solo les cuenta el cuento
que les gusta.

Con ella todo el mundo
se dormirá
(Aunque a veces la ayudan
mamá y papá).

Es bruja pero es bella,
buena y aseada.
Le falta una varita
para ser hada.



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: FaceBlog

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


Cecilia Pisos
HABÍA UN CALDERO LLENO


Había un caldero lleno
de sapos y culebras
que una bruja cuidaba
con su cuchara negra.

Había un caldero lleno
de piedras y de brillo
que hervía con cricrac
de estrellas y de grillo.

Había un caldero lleno
de llaves y candados:
con una probadita,
quedabas encerrado.

Había un caldero lleno
de aire de burbujas,
de mentiras enormes
que decían las brujas.

Había un caldero lleno
y es verdad, yo lo vi,
de comida de bruja,
pero yo no comí.



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: Cecilia Pisos
Máquina de poemas

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


Guillermo Saavedra
LA ESPANTOSA HISTORIA DEL MONSTRUO Y LA ACHICORIA


Voy a contarles un cuento,
truculento,
de esos de noche de viento,
con episodios violentos
y gente con mal aliento.

Había un monstruo tan peludo
y forzudo
que ni el más valiente pudo
con armas o con embudos
ganarle un partido al ludo.

Tenía dientes en los ojos
y anteojos
sucios y bastante flojos
y el pelo lleno de piojos
y los ojos siempre rojos.

Tenía tres pies, muy torcidos,
percudidos,
y ocho brazos descosidos
en un cuerpo resentido
por no bañarse seguido.

Era más malo que el hambre,
con calambres
y el pecho lleno de alambres
y en la cabeza un matambre
que le robó a Juanjo Cambre.

Era un tipo abominable,
miserable
como un yogur descartable
o cien canales de cable
con programas detestables.

Su mascota era un enano
con seis manos,
que se acostaba temprano
en la punta de un toscano
fabricado por su hermano.

Era una bestia espantosa,
peligrosa,
gritaba
por cualquier cosa,
se afeitaba con baldosas
y odiaba a las mariposas.

Al despertar se comía,
cada día,
quince docenas de tías
y un montón de porquerías
tibias, calientes o frías.

Después se ponía un piloto
todo roto,
y salía como un croto
a tirarles con porotos
a los que andaban en moto.

Con un palo grande y duro,
este impuro
les pegaba a los canguros
y a los tigres, contra un muro,
los dejaba sin futuro.

Los habitantes de Haedo
tenían miedo,
y en el barrio de Boedo
ni el gran Romualdo Polledo
se atrevió a mover un dedo.

En Caballito, la gente,
muy valiente,
al llegar este demente
mostrando todos los dientes,
le tiraba repelente.

Pero era una imprudencia:
la ocurrencia,
a este animal sin conciencia,
le hacía perder la paciencia
y pegaba sin clemencia.

La ciudad quedó desierta:
muy alerta,
la gente ni abría la puerta
por miedo a quedarse muerta
por esta bestia mamerta.

Todo el mundo le temía,
le rehuían
sus abuelas y las mías.
Y a los propios policías
les temblaban las encías.

Hasta que un día de gloria,
la gran Moria,
nacida en Puente la Noria,
pudo cambiar esta historia
con una simple achicoria.

Descubrió que este animal
sin igual,
se podía poner muy mal
al oler el vegetal
que se llama así tal cual.

Puso achicoria en la entrada,
muy odiada,
de la casa despintada
de esta bestia tan cuadrada
que no respetaba nada.

El efecto fue inmediato:
en un rato,
este tremendo insensato
quedó más chico y más chato
que la suela de un zapato.

Así terminó este reo
sucio y feo.
Lo tenemos, sin fideos,
en un sobre de correo.
Si quieren, tengo el video.



©Guillermo Saavedra, Pancitas Argentinas,
©Alfaguara, 2000.



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
http://lectoaperitivos.com/lectopocimas-de-bruja-contra-los-miedos/
http://cazalibros-cuarto-fmesquiu.blogspot.com.ar/2013/10/una-poesia-muuuy-particular.html

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


Ana María Shua y Paloma Fabrykant
LA TEMIBLE FILIBERTA BARRABASA


Filiberta Barrabasa,
una bruja un poco extraña,
convertía a las personas
en temibles alimañas.

A Pepe el rubio, un vecino,
lo convirtió en mono albino.
A Pedro, que era chiquito,
le tocó ser un mosquito.
Transformó a una niña hermosa
en una horrible babosa
y al horrible de mi hermano
en un hermoso gusano.

En su mansión encantada
con la cabeza en la almohada
Filiberta Barrabasa
soñaba barrabasadas.
Los chicos atacamos a la bruja
con dos armas: un espejo y una aguja.

Una niña llamada Carola
la pinchó con su aguja en la cola.
La bruja lanzó un fuerte grito
se entreabrieron sus ojos malditos,
y nos quiso encantar con un hechizo:
“Que se conviertan todos en erizos”.

Por suerte, los dos chicos más forzudos
sostenían nuestro espejo como escudo.
El hechizo rebotó contra el espejo
y la bruja se hechizó con su reflejo.

Por favor, no pregunten por mi bruja.
De la pobre nadie sabe qué se hizo.
Sólo sé que si se sacan bien las púas,
¡qué delicia es el guiso de erizo!



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
http://lectoaperitivos.com/lectopocimas-de-bruja-contra-los-miedos/
http://biblioteca6de7.blogspot.com.ar/2013/03/21-de-marzo-dia-mundial-de-la-poesia.html

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•


María Elena Walsh
CANCIÓN EN ON DEL DUENDE


Es un hombrecito
petiso y panzón
con un sombrerote
y un largo bastón,
los ojos saltones,
el genio burlón,
que sale a la siesta
por el callejón
besando a las niñas,
corriendo al varón.

Derrama la leche,
apaga el carbón,
resala la sopa,
esconde el jabón,
y mil travesuras
que no hago mención.

Hay quienes lo han visto
por la población:
el duende le llaman,
mentiras no son.



(c)María Elena Walsh, Versos tradicionales para cebollitas, ALFAGUARA. Buenos Aires, Argentina, 1974, p.76.



¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en:
http://lectoaperitivos.com/lectoaperitivos-de-poemas-a-personas-y-personajes/
http://viveroliterario.blogspot.com.ar/2011/02/poesias-de-varios-autores.html

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•





Poesía para chicos - Antología
Editorial: Alfaguara
Lugar y fecha de edición: Buenos Aires, diciembre de 2003
Ilustraciones: Sara Sedran
Cantidad de páginas: 96
Serie: Morada (desde 8 años)





0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2012 www.reinventaweb.com

Garabatos sin © (2009/2017) | Analía Alvado

Ilustraciones Alex DG© y Daniel Caminos